L.C y E.I. Laura Estrella Rodríguez

La inversión en automóviles es un elemento  importante en las empresas,  en muchas ocasiones el contribuyente se encuentra ante la disyuntiva respecto del mejor esquema para adquirir automóviles que requiere para el desarrollo de sus actividades. Actualmente, entre los diversos medios de adquisición que ofrece el mercado, existen las figuras de adquisiciones a crédito o al contado, a través de un tercero, arrendamiento financiero y la de arrendamiento puro.

Las disposiciones contenidas en la Ley del ISR para la deducción de los pagos por el uso o goce temporal de automóviles, han sufrido varias e importantes modificaciones y han estado  íntimamente relacionadas con las reglas  para la deducción de inversiones en automóviles, existen diversas limitantes que deben considerarse  para su correcto tratamiento,  hay condiciones específicas, como montos y porcentajes máximos autorizados  por la  misma Ley, en relación con el monto original de la inversión. 

Uno de los puntos que cuenta con más desconocimiento u omisión,  es la aplicación contable de los gastos inherentes a la inversión de automóviles, tales como mantenimientos, combustibles y seguros, entre  otros; que serán deducibles únicamente en la proporción que representan entre el monto original del automóvil  y el importe deducible máximo permitido.

Es de suma importancia tomar  en cuenta todos estos aspectos para no incurrir en un perjuicio para el contribuyente, ya que no estaría deduciendo correctamente  lo que las  Leyes del I.V.A., I.E.T.U. e I.S.R.  le permiten,  y  que ante una revisión de la autoridad se estaría ante una evasión fiscal, repercutiendo en las finanzas de la empresa. 

 

INTRODUCCION 

En relación a la inversión de automóviles, la Ley del Impuesto sobre la Renta (ISR) establece reglas claras para que los contribuyentes puedan efectuar su deducción y la de los gastos que le son relativos; asimismo, dispone reglas para la deducción de los gastos  por el arrendamiento financiero y arrendamiento puro.

Estas reglas tienen por objetivo evitar que se abuse de las inversiones y los gastos relacionados con automóviles, a fin de reducir  la base gravable del ISR, por lo que en general la regulación contenida en la ley de la materia respecto a este tipo de bienes tiene carácter limitativo, y es preciso conocerla a fin de no aplicar deducciones mayores a las que realmente corresponden e incurrir en la omisión del pago del ISR.

La Ley del ISR permite o restringe la deducción de automóviles, la cual depende del tipo de contribuyente de que se trate y atiende al principio de que la deducción debe ser estrictamente indispensable para los fines de la actividad del contribuyente o para la obtención de los ingresos por los que esté obligado al pago de este impuesto.

 

GENERALIDADES

En el ejercicio 1990 la Ley del ISR no establecía límites, para la deducción de inversiones en automóviles y consecuentemente tampoco existían límites para la deducción de los pagos por concepto de arrendamiento de los mismos (en la medida en la que fueran estrictamente indispensables para el desarrollo de la actividad y se cumplieran otros requisitos de forma que a la fecha siguen vigentes).

Para el año 1992 y hasta el año 2001, este razonamiento y esquema de proporcionalidad se mantuvo, ya que expresamente la Ley establecía que la deducción de las rentas debía efectuarse en la proporción del monto original de la inversión deducible para el caso de inversiones en automóviles. En adición a ese requisito, se hacía mención expresa a que este tipo de erogaciones también debían cumplir con los requisitos que el artículo 46, fracción II establecía y que para el año 2001 señalaba que las inversiones en automóviles sólo eran deducibles hasta por un monto de $150,000.00, siempre que fueran automóviles utilitarios. Asimismo se indicaba que no eran deducibles las inversiones en automóviles comprendidos dentro de las categorías “B”, “C” y “D” a que se refería el artículo 5o. de la Ley del Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos (autos con valor superior a $522,000).

Para el ejercicio 2002 entró en vigor la actual Ley del ISR, en la cual se incorporaron cambios sustanciales en torno a la deducción de automóviles tanto por inversiones como por arrendamiento, y que hasta el ejercicio 2011 aún siguen vigentes en su esencia.

En efecto, el artículo 32, fracción XIII de la Ley del ISR (que es el equivalente al artículo 25, fracción XIV que hasta el ejercicio 2001 reguló la deducción de los pagos por concepto de arrendamiento de automóviles) establece que:

“Tratándose de automóviles, sólo serán deducibles los pagos efectuados por el uso o goce temporal de automóviles hasta por un monto que no exceda de $165.00 diarios por automóvil, siempre que además de cumplir con los requisitos que para la deducción de automóviles establece la fracción II del artículo 42 de esta Ley, los mismos sean estrictamente indispensables para la actividad del contribuyente. Lo dispuesto en este párrafo no será aplicable tratándose de arrendadoras, siempre que los destinen exclusivamente al arrendamiento durante todo el periodo en el que le sea otorgado su uso o goce temporal.

Al igual que sucedía hasta el ejercicio 2001, se puede observar que la referencia al monto máximo deducible no limita la deducción que el propio artículo 32, en su fracción XIII, establece. Es decir, los pagos por concepto de arrendamiento de automóviles pueden ser deducibles hasta por $165.00 diarios, aún y cuando el monto original de la inversión del automóvil sea mayor que el monto máximo deducible que la propia Ley establece. Lo anterior parte del hecho de que este requisito es aplicable para la deducción de inversiones en automóviles y no así para el caso de arrendamiento de automóviles.

Tomando en cuenta lo anterior, los pagos por el uso o goce temporal de automóviles, son deducibles hasta por un monto que no exceda de $165.00 diarios por automóvil, aún y cuando el monto original de la inversión del automóvil sea mayor que el monto máximo deducible que la propia Ley establece.

Ahora bien, se debe señalar que mediante el Decreto por el que se exime del pago de contribuciones federales, se condonan recargos de créditos fiscales y se otorgan estímulos fiscales y facilidades administrativas, a los contribuyentes que se indican en lo  publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 23 de abril del 2003, el cual, a la fecha está en vigor, se otorgan algunos estímulos fiscales y facilidades administrativas a algunos contribuyentes.

Al respecto, el artículo cuarto del Decreto, establece que:

“…los contribuyentes que tributen en los términos del Título II o del Título IV, Capítulo II, de la Ley del ISR, que realicen pagos por el uso o goce temporal de automóviles, en lugar de efectuar la deducción de dichos pagos hasta por la cantidad señalada en el tercer párrafo de la fracción XIII del artículo 32 de la citada Ley, podrán deducir hasta $250.00 (doscientos cincuenta pesos 00/100 M.N.) diarios por vehículo, siempre que cumplan con los requisitos que para la deducibilidad de dichas erogaciones establecen las disposiciones fiscales.

Se tiene que de aplicarse el Decreto, la deducción sería de $250 pesos diarios, en lugar de los $165 pesos diarios que establece la propia Ley; sin importar el monto de la inversión.

Las inversiones en automóviles  que se hubieran efectuado con anterioridad al 1º de enero de 2007 se deducirán hasta $ 300,000.00 ( Art. 2º  Transitorio para 2002 (DOF 1º./I/2002,  FI, FIV vigente en 2011).

TRANSITORIOS PARA 2002 (DOF 1º./I/2002)

ARTÍCULO SEGUNDO.-

IV. Los contribuyentes que con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley del Impuesto sobre la Renta, hubiesen efectuado inversiones en los términos del artículo 42 de la Ley del Impuesto sobre la Renta que se abroga, que  no hubiesen sido deducidos en su totalidad con anterioridad a la entrada en vigor de este artículo, aplicarán la deducción de dichas inversiones conforme a la Sección II del Capítulo II del Título II de La Ley del Impuesto sobre la Renta, únicamente sobre el saldo pendiente por deducir en los términos de la Ley del Impuesto sobre la Renta que se abroga y considerando como monto original de la inversión el que correspondió en los términos de esta última Ley.

 

DEDUCIBILIDAD EN AUTOMOVILES

Dentro de las reglas para la deducción de inversiones se debe aplicar el Art. 42 fracción II de la LISR

Si bien en un principio se establecieron límites en cuanto al monto de la inversión, posteriormente se cambio la idea a un límite en cuanto a la cantidad deducible, esto, independientemente del valor del vehículo, como se menciona en el artículo 42 Fracción. II de la Ley del Impuesto Sobre la Renta:

 

Articulo 42. La deducción de las inversiones se sujetara a las reglas siguientes:

 

II. Las inversiones en automóviles solo serán deducibles hasta por un monto de $175,000.00.

 

Lo dispuesto en esta fracción no será aplicable tratándose de contribuyentes cuya actividad consista en el otorgamiento del uso o goce temporal de automóviles, siempre y cuando los destinen exclusivamente a dicha actividad.

Cabe destacar que este artículo señala un monto máximo deducible para inversiones en automóviles y no así una limitante en torno a que el valor del automóvil no deba rebasar de ese valor para poder ser deducible. En otras palabras la deducción de la inversión en automóviles se limita hasta el monto que se marca en el citado artículo, más no restringe el monto original de la inversión del bien, el cual puede ser mayor con la peculiaridad de que sólo pueda deducirse hasta un monto de $175,000.00.

Si para la deducción de inversiones en automóviles es posible deducir un monto de hasta $175,000.00 sin importar que el monto original de la inversión sea mayor, luego entonces, para el caso de arrendamiento también debe observarse esta misma situación, toda vez que la propia Ley no indica expresamente que los pagos por concepto de arrendamiento de automóviles deben corresponder a bienes que no excedan de $175,000.00.

Y es que la autoridad empezó a considerar que se le estaba dando un uso inapropiado a las inversiones en este concepto, dedicando el contribuyente partidas para la adquisición de vehículos que por su valor seguramente no serían destinados a la operación normal de la empresa y que en muchos de los casos el destino real distaba mucho del que originalmente se había manejado.

 

Ante esta condición y limitante, los contribuyentes han intentado ampararse ante tal situación,  argumentando el  concepto de “violación del principio de proporcionalidad tributaria”,

 

Recientemente el Tribunal de Justicia de la Nación emitió un fallo más a favor de la autoridad y en contra del contribuyente:

En sesión celebrada el pasado 2 de Marzo del presente año, fue aprobada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación la tesis de jurisprudencia 2a./J. 53/2011.

Dicha tesis señala que el monto permitido para la deducción de inversiones en automóviles no viola el principio de proporcionalidad tributaria pues atiende a la capacidad contributiva del contribuyente.

Explicaron que la ley tiene el objetivo de evitar la evasión fiscal, debido a que la indispensabilidad de una erogación o inversión, se encuentra vinculada de forma estrecha con la consecución del objeto social de la empresa, es decir, que se trata de un gasto necesario para cumplir con sus actividades.

 

IMPUESTO SOBRE LA RENTA. EL ARTÍCULO 42, FRACCIÓN II, DE LA LEY RELATIVA, VIGENTE A PARTIR DEL 1o. DE ENERO DE 2007, NO TRANSGREDE EL PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD TRIBUTARIA.

El citado precepto, al establecer que la deducción de las inversiones en automóviles sólo podrá realizarse hasta por un monto determinado, no transgrede el principio de proporcionalidad tributaria contenido en la fracción IV del artículo 31 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pues atiende a la capacidad contributiva del sujeto pasivo al permitirle deducir las inversiones en automóviles, aun cuando ponga límites, ya que ello obedece a la finalidad de evitar la evasión fiscal, además de que el carácter de indispensabilidad de una erogación o inversión está estrechamente vinculado con la consecución del objeto social del contribuyente, pues de no llevarse a cabo el gasto o inversión se dejaría de estimular su actividad, viéndose, en consecuencia, disminuidos sus ingresos y el monto de la obligación de contribuir al gasto público; de ahí que permitir sin límite las deducciones de las inversiones en los automóviles adquiridos sería contrario a la finalidad perseguida, consistente en evitar abusos por parte de los contribuyentes o la evasión de impuestos.

Amparo en revisión 648/2008.- Automovilística Veracruzana, S.A. de C.V. y otras.- 10 de septiembre de 2008.- Cinco votos.- Ponente: Margarita Beatriz Luna Ramos.- Secretaria: Hilda Marcela Arceo Zarza.

Amparo en revisión 645/2010.- Automotriz Amiga, S.A. de C.V. y otra.- 1 de septiembre de 2010.- Cinco votos.- Ponente: Sergio A. Valls Hernández.- Secretario: José Álvaro Vargas Ornelas.

Amparo en revisión 688/2010.- Camiones y Refacciones El Pajarito, S.A. de C.V.- 22 de septiembre de 2010.- Cinco votos.- Ponente: Margarita Beatriz Luna Ramos.- Secretaria: Hilda Marcela Arceo Zarza.

Amparo en revisión 894/2010.- Lizen Autos, S.A. de C.V.- 2 de febrero de 2011.- Cinco votos.- Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano.- Secretaria: Amalia Tecona Silva.

Amparo en revisión 916/2010.- Euro Stern, S.A. de C.V.- 9 de febrero de 2011.- Cinco votos.- Ponente: Sergio Salvador Aguirre Anguiano.- Secretario: José Alfonso Herrera García.

Tesis de jurisprudencia aprobada por la Segunda Sala de este Alto Tribunal, en sesión privada del dos de marzo del dos mil once.

Esta jurisprudencia se encuentra pendiente de ser publicada en el Semanario Judicial de la Federación.

 

DEDUCCION DE INVERSIONES 

 (Artículo 37 LISR)

Es la deducción normal que permite la ley a valores actualizados, por la pérdida de valor que sufren las inversiones en activos fijos, gastos y cargos diferidos, así como las erogaciones realizadas en periodos preoperativos, por el efecto del uso, el transcurso del tiempo y la obsolescencia.

Es importante observar que la LISR señala que la deducción por inversiones debe actualizarse, con objeto de hacerla más justa para el contribuyente.

 

 

Determinación

1º 

   Monto original de la       X             %  de              =        Depreciación Anual              

    Inversión ( MOI )                     depreciación

 

 

                  Depreciación Anual                =           Depreciación Mensual

                                12

 

3º  

                                                              Número de meses                    Depreciación

Depreciación mensual     X     completos en los que  se   =                 del

                                                     utilizó el bien en  el ejercicio             Ejercicio

 

4º 

INPC del último mes de la primera mitad del periodo en el

 que el bien haya sido utilizado en el ejercicio por el que                     Factor 

 se efectúe la deducción   (junio)                                             =                     de

             INPC del mes en que se adquirió el bien                               Actualización

 

 

5º 

Depreciación                      Factor de                              Depreciación del

         del                   X      Actualización         =                      ejercicio

    ejercicio                                                                                 actualizada

Cuando sea impar el número de meses comprendidos en el periodo en el que el bien haya sido utilizado en el ejercicio, se considerará como último mes de la primera mitad de dicho periodo el mes inmediato anterior al que corresponda la mitad del periodo.

 

MEDIOS DE ADQUISICIÓN EN LA INVERSIÓN DE AUTOMÓVILES

Actualmente, entre los diversos medios de adquisición que ofrece el mercado, existen las figuras de adquisiciones, a crédito o al contado, a través de un tercero, arrendamiento financiero y la de arrendamiento financiero  puro, a continuación se muestra un resumen  de sus características y  de sus  implicaciones que se deben tomar en cuenta para deducir estos bienes conforme a las leyes de los impuestos sobre la Renta  y Empresarial a Tasa Única, así como acreditar el impuesto al Valor Agregado.

 

COMPRA DIRECTA TRADICIONAL

Esta es la forma más sencilla de adquirir un automóvil, tanto nuevo como usado, ya sea a crédito o al contado. La deducción se efectuará utilizando el procedimiento de deducción de inversiones según el artículo 29 fracción IV, de la LISR.

Características Fiscales:

En este caso los automóviles se consideran como activos fijos, ya que el contribuyente lo utiliza para el desarrollo de sus actividades y se demeritan por el uso y transcurso del tiempo según el artículo 38, primer párrafo de la LISR.

• La propiedad legal, es del contribuyente

• Limite deducible de $ 175,000.00

• El activo se deprecia a una tasa anual del 25%  (Artículo 40 LISR)

• Activo y pasivo se registran en el balance de la empresa.

• En el IETU e  IVA, se considerarán las cantidades efectivamente pagadas                                                       • Gastos inherentes a la inversión parcialmente deducibles en proporción a la deducibilidad y MOI

COMPRA A TRAVÉS DE UN TERCERO

El comprador paga el enganche a la agencia automotriz, ésta a su vez, entrega el vehículo al comprador y la factura original a la entidad de financiamiento. Esta última cubre el saldo del adeudo a la agencia automotriz, por lo que ahora el comprador debe pagar la deuda a la entidad de financiamiento.

En este tipo de operaciones el principal se considerará efectivamente pagado, para efectos del IETU e IVA, cuando el interés del acreedor queda satisfecho mediante cualquier forma de extinción de las obligaciones,           ( artículos 1º. B, primer párrafo, de la LIVA y 3, fracción IV de la LIETU).  Por lo que se deberá constatar la fecha en que se cumple esta situación para darle el tratamiento fiscal correspondiente.

Características Fiscales:

En este tipo de operación se considera una adquisición de activo fijo según el artículo 38 de la LISR.

La propiedad legal, es del contribuyente

Las mensualidades, están compuestas por amortización de capital e intereses.

El activo se deprecia a la tasa anual del 25%  (Artículo 40 LISR) y los intereses son deducibles.

Limite deducible de $ 175,000.00

Activo y pasivo se registran en el balance de la empresa.

En el IETU e  IVA, la adquisición se considerará efectivamente pagada en su totalidad                            

Gastos inherentes a la inversión parcialmente deducibles en proporción a la deducibilidad y MOI

 

ARRENDAMIENTO FINANCIERO

El arrendamiento financiero  es aquel mediante el cual una empresa (arrendadora financiera), se obliga a comprar un bien para conceder el uso de éste a un cliente (arrendatario), durante un plazo forzoso, el arrendatario a su vez se obliga a pagar una renta, que se puede fijar desde un principio entre las partes, siempre y cuando ésta sea suficiente para cubrir el valor de adquisición del bien,  el arrendatario también se compromete a proporcionar el mantenimiento, adquirir los seguros y pagar los impuestos correspondientes del activo arrendado.  El arrendamiento financiero es semejante a obtener financiamiento mediante deuda a largo plazo.

 Al término de la relación contractual, el arrendatario puede optar por comprar el activo a un precio inferior al del mercado, mismo que se puede fijar desde el inicio del contrato, prolongar el plazo del contrato a rentas inferiores a las anteriores o bien participar con la arrendadora de la venta del bien a un tercero.

En materia fiscal, la adquisición de un automóvil a través de esta figura jurídica se considerará como un activo fijo (artículos 38 y 44 de la LISR), ya que se entiende enajenado (artículo 14, fracción IV, del CFF).

Características Fiscales:

En el caso de los contratos de arrendamiento financiero, los activos arrendados son  propiedad de la arrendadora, sin embargo, es la empresa arrendataria quien deprecia los bienes y deduce la parte correspondiente a la carga financiera, aplicándola a resultados.

• La propiedad legal, es de la Arrendadora y la fiscal y contable de la Arrendataria.

• Las rentas, están compuestas por amortización de capital e intereses.

• El activo se deprecia a la tasa anual del 25% y los intereses son deducibles.                                             

• Limite deducible de $ 175,000.00

•Activo y pasivo se registran en el balance de la empresa.

• En el IETU e  IVA, se considerarán las cantidades efectivamente pagadas                                                  

• Gastos inherentes a la inversión parcialmente deducibles en proporción a la deducibilidad y MOI

 

ARRENDAMIENTO  PURO

Sigue los principios básicos del arrendamiento financiero con la salvedad de que otorga la posesión, pero no establece un mecanismo para otorgar la propiedad. El arrendatario tiene la obligación de realizar pagos periódicos de una renta por el uso del activo, así como de regresarlo al terminarse el contrato de arrendamiento.

En esta modalidad del arrendamiento, el arrendatario no tiene la opción de comprar el bien al término del contrato, por lo que la arrendadora le dará aviso de la terminación del contrato, en dicha notificación, se establecerá el valor de mercado del bien, ello a efecto de que en su caso, el arrendatario manifieste su deseo de adquirir el bien al valor indicado.

Características Fiscales:

Para contratos de arrendamiento puro, el tratamiento fiscal de acuerdo a las disposiciones vigentes es diferente, en este caso, el arrendatario deduce la totalidad de cada una de las rentas pagadas. Adicionalmente, no se registra como pasivo a las rentas por pagar, ya que como contrapartida, el bien arrendado no es registrado como activo.

• Se otorga el uso o goce temporal de un bien.

• La propiedad legal y fiscal es de la Arrendadora.

• Pagos fijos, donde no existe una tasa, sino una renta.                                            

• Limite deducible $ 250.00 diarios

• Financiamiento fuera de balance. El pago se registra como un gasto.

• El IVA, se paga con cada renta. Y para IETU es deducible en los términos del ISR                                                 

• Gastos inherentes a la inversión deducibles al 100 %.

 

DE LAS DEDUCCIONES EN GENERAL.- INTERESES POR CAPITALES TOMADOS EN PRESTAMO

Según el Artículo 31 fracción VIII segundo párrafo de la LISR, en el caso de capitales tomados en préstamo para la adquisición de inversiones o para la realización de gastos o cuando las inversiones o los gastos se efectúen a crédito, y para los efectos de esta ley dichas inversiones o gastos no sean deducibles o lo sean parcialmente, los intereses que se deriven de los capitales tomados en préstamo o de las operaciones a crédito, solo serán deducibles en la misma proporción en la que las inversiones o gastos lo sean.

 

EL DENOMINADO ARRENDAMIENTO PURO

Cabe destacar que en la ley del ISR y su Reglamento así como  el CFF, no establece el ARRENDAMIENTO  PURO como tal, solo menciona el ARRENDAMIENTO FINANCIERO,  en el artículo 19 de la LIVA se define el CONCEPTO DE USO O GOCE TEMPORAL DE BIENES,  “Para los efectos de esta Ley se entiende por uso o goce temporal de bienes, el arrendamiento, el usufructo y cualquier otro acto, independientemente de la forma jurídica que al efecto se utilice, por el que una persona permita a otra usar o gozar temporalmente bienes tangibles, a cambio de una prestación” , y dentro del CCF en el Título de Arrendamiento en su artículo 2398 dicta lo siguiente “ hay arrendamiento cuando las dos partes contratantes se obligan recíprocamente, una, a conceder el uso o goce temporal de una cosa, y la otra, a pagar por ese uso o goce un precio cierto”,  de lo que se desprende, que dentro de  la actividad comercial del financiamiento, para diferenciar el tipo de arrendamiento por el que se optará ,existe la modalidad de Arrendamiento financiero con opción a compra y el denominado Arrendamiento  Puro  en donde  el contribuyente no adquiere el automóvil, por lo tanto no lo considera como inversión y no lo deduce conforme al capítulo de inversiones, sino que durante el periodo que dure el contrato, paga una cantidad por concepto de  renta únicamente, misma que se registra y afecta directamente al resultado del ejercicio.

 

INVERSION PARCIALMENTE DEDUCIBLE

Conforme al artículo 42, fracción II, de la Ley del ISR, las inversiones en automóviles sólo serán deducibles hasta por un monto de $ 175,000.00, por lo que una vez que se determine el MOI, deberá compararse con ese límite, a fin de determinar si se trata de una inversión total o parcialmente deducible, es decir, aquellos que tienen una parte deducible y una no deducible, lo cual repercutirá tanto en la deducción de la inversión como en los gastos que deriven de la misma, pues según la fracción II del artículo 32 de Ley del ISR, no se podrán deducir los gastos efectuados en relación con las inversiones que no sean deducibles.

En caso de que se determine que el automóvil es parcialmente deducible, se deberá calcular la proporción que corresponda, a fin de que los gastos que correspondan de deduzcan en la misma proporción, la cual de determina de la siguiente forma:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GASTOS DEDUCIBLES RELACIONADOS CON LAS INVERSIONES DE AUTOMOVILES

 

 

DEDUCCIONES CONFORME A LA LEY DEL I.S.R.

 

De acuerdo con la Ley del ISR, las personas morales del régimen general no deducirán los gastos que efectúen respecto a las inversiones que no sean deducibles; sin embargo, en el caso de automóviles permite que se puedan deducir en la proporción que represente el MOI deducible en relación con el valor de adquisición del automóvil.

Los gastos que se efectúen en relación con el automóvil sólo serán deducibles en la proporción que la inversión resulte deducible.

Según la fracción II del artículo 32 de la Ley del ISR no serán deducibles los gastos efectuados en relación con las inversiones que no sean deducibles, en los términos de esta Ley, por lo que si son deducibles los gastos efectuados en relación con inversiones deducibles; en el caso de los gastos relativos a automóviles, la ley permite que se deduzcan en la proporción en que sea deducible el automóvil.                            

Además de lo anterior, existen requisitos específicos en el caso de algunas erogaciones relacionadas con automóviles; una de las que se considera de mayor importancia es la relativa al consumo de combustibles, pues conforme al segundo párrafo de la fracción III del artículo 31 de la Ley de del ISR, los mismos deben pagarse mediante cheque nominativo del contribuyente, tarjeta de crédito, de débito o de servicios, o a través de monederos electrónicos autorizados por el SAT, aun cuando su monto no exceda de $ 2,000.00. 

 

DEDUCCIONES CONFORME A LA LEY DEL I.E.T.U.

 

De las disposiciones de los artículos 5º , fracción I y 6º , fracción IV, de la LIETU, se tiene que los contribuyentes de este impuesto podrán realizar la deducción de las erogaciones que correspondan al uso o goce temporal de bienes, que utilicen para efectuar las actividades gravadas por el mismo o para la administración de las mismas o en la producción, comercialización y distribución de bienes y servicios, que den lugar a los ingresos por los que se deba pagar dicha contribución, y que tales erogaciones deben cumplir con los requisitos de deduciblilidad establecidos en la Ley del ISR y, en caso de que conforme a esta ley, las erogaciones sean parcialmente deducibles, para los efectos del IETU se considerarán deducibles en la misma proporción o hasta el límite que disponga la LISR, según corresponda.   

Cuando en la Ley del ISR las erogaciones sean parcialmente deducibles, para los efectos del IETU se considerarán deducibles en la misma proporción o hasta el límite que se establezca en esta Ley, se reitera que para tal efecto se reconocerán con base en el flujo de efectivo. ( artículo 6, fracción III, de la LIETU)

 

ACREDITAMIENTO DEL  IVA EN EROGACIONES PARCIALMENTE DEDUCIBLES

 

Para los efectos de la Ley del IVA, se considerarán estrictamente indispensables las erogaciones efectuadas por el contribuyente que sean deducibles para la Ley del ISR.

De acuerdo con el primer párrafo de la fracción I del artículo 5º de la LIVA, en el caso de erogaciones parcialmente deducibles para los fines del ISR, únicamente se considerará para los efectos del acreditamiento a que se refiere dicha Ley  el monto equivalente al IVA que haya sido trasladado al contribuyente y el propio IVA que haya pagado con motivo de la importación, en la proporción en la que dichas erogaciones sean deducibles para el citado ISR siempre y cuando se consideren las cantidades efectivamente pagadas conforme al artículo 1º.-B, 4º. Y 5º. Fracción I de la LIVA.

 

EXCEDENTE EN EL LMITE DEDUCIBLE EN LA ADQUICIÓN DE AUTOMOVILES Y SUS GASTOS

 

La diferencia entre el valor del vehículo y el límite deducible ( $ 218,940.00 – $ 175,000.00 = $ 43, 940. 00 ) no tiene efecto fiscal. No obstante, conforme a los párrafos 4 y 6 del Boletín C-6 “ Inmuebles, maquinaria y equipo” de las Normas de Información Financiera (NIF), se deberá registrar en contabilidad el costo total de adquisición, el cual incluye el precio neto pagado, lo mismo sucederá con su depreciación, ya que se tomará la misma base.

Es decir que contablemente y en la cedula de depreciaciones registraremos el MOI por el costo real pactado o pagado y se efectuará su depreciación contable hasta agotar el costo total de la adquisición, pero fiscalmente solo aplicaremos el límite deducible y las diferencias serán gastos por depreciación  no deducible, para los gastos e IVA, relacionados aplica la misma mecánica se determina la parte deducible y la diferencia se contabilizará como no deducible.

 

 

PROPORCIÓN EN LA QUE ES DEDUCIBLE EL AUTOMÓVIL Y  LOS GASTOS RELACIONADOS

 

           Límite de la deducción de las inversiones en automóviles                                           $  175,000.00 

 

(÷)    Monto original de la inversión del automóvil  ( sin incluir IVA )                               218,940.00

 

( = )  Proporción en la que es deducible el automóvil,

            Y los gastos relacionados con el mismo                                                                               0.7993

 

            Para representarlo en porciento ( 0.7993 x 100 )                                                             79.93%

 

 

 EJEMPLO DE LA APLICACIÓN DE LA PROPORCIÓN AL GASTO Y  EL ACREDITAMIENTO DE IVA

 

Concepto                                      Importe                              IVA                            Total  

 

Servicio mecánico                $    8,560.00                  $   1,369.60             $   9,929.60                      

 

        Importe pagado por servicio mecánico                  $      8,560.00

 

( x )  Proporción deducible                                                          79.93%

 

( = ) Importe deducible a gastos para IETU e ISR      $     6,842.00

 

        Importe pagado de IVA  acreditable                        $      1,369.60

 

( x )  Proporción deducible                                                          79.93%

 

( = ) Importe de IVA acreditable deducible                    $     1,094.72                     

RECOMENDACIONES

Este es el procedimiento que se debe realizar para la aplicación contable de los gastos inherentes a un activo parcialmente deducible, esto se debe calcular  por cada uno de los automóviles que formen parte del activo fijo en el renglón de equipo de transporte, en el  mismo rubro existen otros tipos de transporte como  camionetas, camiones, tráiler, etc. los cuales no se consideran dentro de esta disposición, ya que no hay un tope deducible para este tipo de transporte,  por lo que sus gastos relacionados si son aplicables al 100%, así como en los gastos que se refieren a un automóvil  en la modalidad de  arrendamiento puro, al no considerarse una adquisición, si no un uso mediante renta no se determina ninguna proporción y por ende los gastos que se efectúen a estos automóviles se considerarán totalmente deducibles.  

 

Es importante clasificar las facturas de los gastos relacionados con cada automóvil a fin de realizar la operación correcta según sea el caso del automóvil que se registrará, normalmente las facturas de servicios a los vehículos contienen datos que los identifican, tales como placas, modelo, color serie, etc. y que nosotros debemos contar con  un control que nos permita visualizar la situación de cada uno para su registro contable.